Bodas de sangre en versión coreana

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas No hay valoraciones
Cargando...

.. Comments (0)1843

El director Lee Youn Taek  con  su grupo  Theatre Troupe Georipae   presenta  una versión del clásico español  “Bodas de Sangre”  inspirado   en la obra de Federico García Lorca, una pieza de gran formato  en la que participan  más de 40 artistas  y donde se ve  una mezcla de canto y danza flamenca  con  la música  y el baile tradicional coreano. Estará  del 15 al 19 de abril en el Coliseo Cubierto El Campin.

Lee YounTaek es una figura clave en las artes escénicas coreanas,  reconocido por su capacidad de adaptar dramas occidentales a su contexto y modernizar con éxito obras tradicionales de su país. “Para mí Lorca es un héroe, un mentor, un ídolo. Yo soy poeta y dramaturgo, como él. Y como él quiero modernizar la tradición de mi país”, afirma el director.

Inicialmente el montaje estaba concebido para la Plaza de Toros la  Santamaría pero por  restricciones de la Alcaldía Mayor de Bogotá no se realizo  en este espacio; Pero, el director adapto  magistralmente la pieza para  las condiciones técnicas   del  Coliseo,  aunque  algunos elementos con fuego  no  lograron llegar. El escenario mide  más de 14 metros de ancho y 14 de fondo; tiene una duración de 120 minutos, no cuenta con entretiempo y el montaje requirió dos compañías, una musical y otra teatral.  “Bodas de Sangre” tiene una impresionante coreografía, un espectáculo visual y musical apto para toda la familia.

Una noticia publicada en un periódico local granadino en el año 1929 sobre un crimen en los campos de Níjar (Andalucía), sembró la semilla de la inspiración que originó ‘Bodas de Sangre’, una de las más importantes obras de la literatura española, en la pluma de Federico García Lorca, que  cuenta  una historia de amor  y  desamor, una tragedia sentimental que funciona como punto de partida para plasmar y desenmascarar los prejuicios sociales latentes en la sociedad española de principios del siglo XX. Pero bajo  la  óptica coreana la tragedia lorquiana acaba en comedia y celebración de la vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.