Dolor y pérdida en “Antígonas, tribunal de mujeres”

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas No hay valoraciones
Cargando...

.. Comments (0)2966

Mujeres reales, víctimas de la violencia, relatan sus   historias de dolor  y pérdida en “Antígonas,  Tribunal  de Mujeres”, una restitución poética y simbólica a la pérdida irreparable de sus seres queridos,  donde  reivindican su nombre y dignidad.

La  obra  es  una beca de creación arte y memoria 2013 del Idartes; creación colectiva del Laboratorio Tramaluna Teatro bajo la dirección de Carlos Zatizabal; la cual pone en escenario nueve mujeres: seis  de ellas, madres de Soacha, sobrevivientes del genocidio contra la Unión Patriótica, estudiantes víctimas de montajes judiciales, abogadas defensoras de los derechos humanos  y tres   actrices   dedicadas a la creación escénica, la música, el video y la poesía.

El  montaje se divide en tres líneas  narrativas: las historias de las mujeres, el mito de Antígona  y momentos de danza. Con las  mujeres  víctimas se reconstruyeron las historias de sus hijos y familiares desaparecidos  a partir de objetos, objetos que simbolizan ese ser perdido,  un  punto de partida para contar quienes  eran esas personas;  un testimonio dramático que es alternado con apartes del mito griego de Antígona, la hija de Edipo desde la que se construye la tragedia con el cadáver insepulto de su hermano Polinices, amalgamados por las   tres  actrices a  través de la construcción de cuadros de danza y movimiento  que  funden  lo mitológico con el realismo de las víctimas. Además el escenario está cubierto por  telones blancos de fondo sobre los que se proyectan imágenes de pirámides mayas, que representan aridez, resequedad, falta de agua y sed, así  como  facsímiles de expedientes de impunidad, imágenes de sepelios  y  rostros de los  sacrificados.

El  proceso  creativo  fue  un reto para el director  y  el  elenco, ya  que no solo  se estaban abordando temas de  gran  dolor,  sino que además  ellas no contaban  con  una formación  artísticas, por lo cual,   se debía  crear de otra manera, es  así  como  surge la idea de darle  valor  a los objetos , pero ante todo fue  un proceso  desde  el afecto y la solidaridad.   El dolor, la rabia,  el amor, la desesperación,   la ternura  y otros sentimientos ahora tenían  cara   y nombre.

 “Estas  mujeres han sido víctimas de crímenes  de lesa humanidad  y   el  arte  es una repuesta  esa  barbarie,  es una manera de transformar  eso que una vez  las derroto , las redujo a nada;   se trasformó ese hecho traumático y atroz  en poesía, en fuerza para salir adelante y para  reclamar  que  nunca más  sucedan hechos como estos en  nuestro  país”  afirma  el  director.

Esta obra se estará presentando en el marco del Festival de Teatro Alternativo de Teatro hoy   16   de abril a las   7:30 p.m en el Teatro Villamayor: Cra 34 b N° 36 – 04 Sur  con entrada libre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.