La música del Teatro la Candelaria

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas No hay valoraciones
Cargando...

.. Comments (0)2430

Hernando  Forero más conocido como  el “Poli”, hace  42 años forma parte del grupo  Teatro La Candelaria, tiempo  en que los ires y venires de la creación  artística junto al maestro  Santiago García  lo han llevado   a participar en más de 30 montajes teatrales e  intervenir  en los procesos de creación musical  de  reconocidas obras   como “Guadalupe Años Sin Cuenta”, “Nayra”  y “La Trifulca”  entre otras.

Forero quien  también es músico, interpreta  el piano, arpa, cuatro, guitarra, tiple, y saxofón entre otros instrumentos  y hace parte del Festival Alternativo de Teatro  no  solo  como actor sino  como tallerista  en los eventos académicos, donde se abordan temas como “La Música  para Teatro”.

El Festival Alternativo así como Forero abren este debate y espacio  para apoyar la formación artística  y dar  más  elementos para la creación de teatro en Bogotá “El teatro es un arte y como arte, se debe  profundizar  muchísimo; se debe recurrir  a la metáfora, se necesita la investigación para llegar a crear imágenes poéticas en la escena  y en la música, que pongan al público a pensar”  afirma

Y  es que la música  ha pasado a  ser un elemento  y complemento valiosísimo; el teatro recurre a ella para reforzar pasajes, parlamento y dar mayor ambiente a la obra. Se  crea  un lenguaje sonoro acorde a lo que ocurre en escena;  la musicalización  para teatro  al igual que en una película de cine  consiste en el diseño sonoro a través de música original, ambientación  del espacio, grabaciones en off,  efectos, sonidos, interpretación en vivo o  incluso  el silencio, todo ubicado de tal manera que genere emociones y sentido.

“Guadalupe años sin cuenta’, la obra cumbre del Teatro la Candelaria, para la que Forero creó la música y las letras de las canciones, junto al fallecido  Fernando Peñuela y al historiador Arturo Alape; usa  la música  como elemento de narración y conexión entre las escenas   teniendo en cuenta las formas expresivas de la cultura llanera,  así la música se convierte en un personaje  más de la obra.

El montaje de una obra  para el Teatro la Candelaria, es un proceso bastante largo, donde prima la investigación y  la música  surge de una creación  colectiva donde Forero  recopilar todo  ese material  y los transforma en los sonidos   y  elementos que el público  puede apreciar  cuando la obra está en el escenario.

Por Argenis Leal  para  Kiosko Teatral

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *