Ricardo Flórez: Esto-vi 2023

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas No hay valoraciones
Cargando...

.. Comments (0)352

Director de la Corporación Cultural Teatro del Sur. Docente del distrito. Artista de la escena teatral comunitaria desde 1996. Codirector de la Escuela de Comparsa Huellas Festivas. Director del espacio teatral La guarida del Zorro. Fue consejero por el sector de cultura Festiva en la localidad de Bosa (2019 – 2022) siempre interesado por aportar a los procesos teatrales que se gestan en los sectores de base de la ciudad. 

¿Dónde se anida el teatro en Bogotá?, podríamos decir que en la localidad La Candelaria y sus más de 30 salas de teatro, talvez en La Castellana o en Chapinero, pero la verdad es que el teatro lo podemos encontrar en los cerros centro orientales de Bogotá, a pocos minutos del aeropuerto, cerca del humedal Tibanica, en Usme en la tierra de Saguanmachica, en Techotiba, parece que el teatro es coqueto y andariego, y en esas andanzas las diez obras que referencio las vi en la sala de teatro La guarida del Zorro, un espacio nuevo que se encuentra al borde de Bogotá y Soacha, un espacio que se ha gestado desde el tesón de Teatro del Sur y el apoyo incansable de la Red de Grupos de Teatro Independiente de Bosa – GTI-, salto de fe por el teatro y por la construcción de sociedad en comunidad.

Cuentos Desatados / Trasandinos (Argentina)

Historias de los Andes del Sur que narran historias de la conquista con finales poco felices pero que, en las narraciones nos presentan las otras realidades vividas por nuestros hermanos ancestrales, una puesta sencilla, básica, pero con una fuerza en la escena arrolladora, en contravía a los grandes espectáculos que ahora intentan habitar en la ciudad, es un llamado al oficio del actor.

Varieté de circo /  Las pulgas del Zorro

Un grupo de jóvenes hacedores del circo nos presentan unos números acrobáticos con buen nivel de precisión y limpieza en la escena, la sorpresa de la obra es la presencia del teatro que, con dignidad y sinceridad, los personajes e historias que nos presentan, no se dislocan del cuerpo del artista, sus movimientos y palabras nos sumergen en las historias, siendo la obra una muestra mágica más allá del virtuosismo de los cuerpos.

La herejía del ser y no ser / Once y Once

La obra se sitúa al interior de un escenario, un actor se prepara para un ensayo y luego de tanto esperar a su director, rompe en un solo grito en el que, nos presenta en un ambiente de comedia y de humor pesado o refinado, las vicisitudes del oficio en Colombia, las preguntas y recriminaciones al grupo y al director, “la búsqueda del personaje original” frente a las numerosas teorías de actuación, las fórmulas para construir el personaje, tal vez sea una muestra de la radiografía que viven los actores, no lo sabemos pero lo que si estoy seguro, la obra nos lleva a los dolores del ser humano, que esta vez fue en el teatro pero fácilmente puede ser en otro oficio.

Miel amarga / Dramaleón Teatro y Títeres (Antioquia)

La obra es un llamado poético y escénico al buen vivir desde lo colectivo, un ejercicio pedagógico —sin querer serlo— narra las dinámicas de un grupo de abejas que se organizan para evitar que el señor oso se siga llevando la miel trabajada, bajo la complicidad de una abeja corrupta (parecido a un político corrupto colombiano). La obra se presenta con una puesta diversa en el ámbito plástico, telones que recrean el bosque, los títeres de varilla son las abejas y el oso en formato de esperpento (que fue la sensación en el público infantil), el grupo en general representa muy bien la movida teatral del oriente antioqueño.

Olvidos, simulacros y basuras: el actor Anarchivista / Teatro La Candelaria / Dirección de César Badillo

El tema de la nostalgia que nos presenta “Coco” en su monólogo, es un viaje auto biográfico encarnando las ausencias que vive un actor aquí y en cualquier parte del mundo, la vida hecha con sus compañeros de escena y grupo que ya no están; la obra comienza en la entrada del teatro, hace un ritual festivo performático dejando las cenizas de sus compañeros en las plantas del lugar, para luego si, llevarnos al interior del teatro y presentarnos un exquisito trabajo de actuación.

Isaura / Teatro Fahrenheit 451 (Chía) / Dirección de Iván Manrique

Es una obra que muestra los avatares de la mujer colombiana bajo el estricto y aplastante control machista incrustado en nuestra sociedad desde hace décadas. El texto hace referencia a las situaciones vividas por mujeres en otros tiempos como nuestras abuelas y bisabuelas pero que, se siguen reflejando al interior de las familias en la actualidad.

Odón, el Frailejón / Teatro Experimental de Boyacá

Esta obra aborda el tema del agua. Como nos tiene acostumbrados el Teatro Experimental de Boyacá, es una obra que nos lleva a la tierra boyacense y nos cobija con sus ruanas sin cardar, y en medio del frio y sus paisajes nos cuenta de una manera fantástica el llamado de la naturaleza para cuidar el líquido de la vida. Nos hace un tirón de orejas para recordarnos que somos parte de ella y no que somos dueños de ella, es un pálpito de la tierra para que nosotros los “pensantes”, cuidemos el agua y respetemos mucho más la naturaleza.

Histeria / Teatro la Candelaria / Dirección de Rafael Goraldo «Paletas»

El maestro Paletas en contra de su maestro Santiago (de no realizar monólogos), nos presenta el delirio de los pequeños dictadores de nuestra patria y de Latinoamerica, un Burundú Burunda que por su miedo y delirio termina solo y son sus cachivaches los que lo cuidan. El escenario es un anaquel de objetos atiborrados unos encima de otros, es en ese mar en el que nos sumerge el protagonista para irnos contando su historia. Queda uno con la sensación que en algún momento van a entrar a escena los otros personajes o actores del grupo.

S.O.S. Paya / El mirón cubano (Cuba)

La obra comienza con unos personajes con trajes amarillos y máscaras antigases, parecen buscar un lugar de la tierra con oxigeno para poder respirar libremente, y el único lugar que encuentran es el escenario, ahí se despojan del traje y máscaras develando sus rostros y con ellos sus narices rojas. En sus maletas llevan todo su espectáculo, nos hicieron reir y soñar como niños, todo desde el lenguaje no verbal, eso sí, cuando interpretaron y cantaron pudimos descubrir el mar Caribe y el son de Cuba, fue una noche de clown, encanto y sabor caribeño hecho teatro.

El gigante de la Montaña / Casa de la Cultura Leonardo Gómez / Dirección de Jhon Valero

Del barrio Girardot en la ciudad de Bogotá. Como nos tiene acostumbrados su director, nos presenta una obra limpia y llena de detalles que nos obliga a observar cada detalle que coloca en la escena, en cada sonoridad, es una historia trágica propia de las montañas de Centro Oriente, de las que acontecen todos los día por las calles de la ciudad, sin embargo, con todos sus personajes que nos presenta en la obra, nos hacen un llamado o un grito más bien, para escuchar las voces de los hombres y mujeres jóvenes de Bogotá que buscan ser escuchados en ese diálogo de construcción de ciudad, muy desde la lejanía del Centro.


Conozca los otros artículos de los invitados de Esto-vi 2023, dando cli aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *