VB Ingeniería Teatral: 12 años engranando la creatividad

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas No hay valoraciones
Cargando...

.. Comments (0)215

Por Jorge Prada Prada
Jorge Prada Prada. Magíster en Estudios Artísticos, Egresado de la Escuela Nacional de Arte Dramático con el título de Maestro en Arte Dramático. Docente del Programa de Artes de la ASAB Facultad de Artes U Distrital F J de Caldas, desde 1997. Cofundador de Teatro Quimera, y su director desde 1985. Participante del Taller Permanente de Investigación Teatral que dirigió el maestro Santiago García, en el período 1983-2012.

Fanny Baena y Fabio Velasco son dos artistas de gran trayectoria, que tuvieron el privilegio de estar por muchos años (Fanny 18 y Fabio 15) en el Teatro La Candelaria, al lado de grandes creadores y del maestro Santiago García (1928-2020). Participar de estos procesos de creación colectiva, en el cual el actor expone todo su potencial en el arte de la invención, ha sido una de sus grandes experiencias.

Ya cumplen doce largos años de laborar juntos, de caminar uno al lado del otro, de darse el espacio para experimentar, probar, crear. Han conseguido erigir un grupo sólido, apoyado por sus hijos músicos: Jacobo y Juan  David Velasco Baena. Además han contado con otros artistas, entre ellos Paola Guarnizo y Rodrigo Sánchez,  dos avezados creadores escénicos; Libardo “Bayo” Flórez, Juan Carlos “Chato” Rivas, productor musical y compositor de la música para la obra Una Mariposa se posó en tu hombro el día en que dijiste sí, Daniel Sossa  compositor de la música para las obras Still Alive y Desde Adentro, Daniel Intérprete del bajo,  heredero de familias musicales y actual director de la Escuela de música Nueva Cultura.

Con los maestros: Wilson Pico (bailarín ecuatoriano de la danza moderna), Arístides Vargas, (dramaturgo argentino radicado en Ecuador y fundador del grupo Malayerba), Álvaro Rodríguez e Inés Prieto. Inés y Álvaro, excompañeros del Teatro La Candelaria.

Su recorrido por varias obras les ha permitido hacer un trazado largo en el camino del quehacer teatral, entre ellas: Enano + Botella=Encierro de Abilio Estévez, Ana y el mago y el aprendiz y Una mariposa se posó en tu hombro el día en que dijiste que sí de Arístides Vargas, El Otro Animal  y Still Alive, esa es la cuestión, estas dos últimas de Fanny Baena.

Fanny, por supuesto, que además de acoger gran parte del legado del maestro Santiago García, fundador del teatro moderno en nuestro país, goza de tintes de la poesía de Vargas. Como las influencias mutuas entre Santiago y Vargas. Como la novela experimental de William Faulkner hace imagen en la obra completa de García Márquez.

A Fanny y a Fabio los observamos años atrás como creadores e intérpretes de las obras de  La Candelaria en las que se da el arte de la invención y que desde hace 12 años combinan -arte y ciencia- sobre los piñones de la Ingeniería Teatral, esa dupla que nos ayuda a construir otros mundos posibles. Arte, técnica y método juntos. El medio, modo y objeto, como lo plantea Aristóteles en la Poética: la creación colectiva en modo, los conflictos humanos como objeto, y en los medios estaría la técnica y los recursos expresivos que determinemos.

El otro animal y Still Alive, Esa es la cuestión, dos obras de Fanny representadas por el grupo. Aquí continúa ese camino al interior, a las subjetividades, que permita descubrir nuestros abismos, los grandes vacíos de la existencia. Vacío de tiempo. Vacío de ser. Descubrir, si podemos, las huellas de ese «Otro Animal». Que por momentos somos pájaros nacidos en jaulas, y queremos abrir la puerta y volar, superar los límites, ser realistas…. hagamos lo imposible. Nada que nos inhiba, que nada nos divida. Si de aquí para allá el teatro, y de allá para acá la vida. ¿Qué nos queda? Que separar el escenario de los espectadores, es quizás no un buen camino. O hacemos del teatro un sueño colectivo. Un lugar de encuentro para jugar. El arte imita la vida, la vida imita el arte.

Las preguntas que nos hacemos a diario, cuando recorremos las calles, los supermercados, los rincones de la casa, cuando de pronto nos detenemos y no sabemos para dónde vamos. El no saber ser, el no saber estar. Cuando los nombremos dejarán de existir, pero lo queremos gritar: Somos un montón de silencios.

Juego de roles, yo soy tú, tú eres yo. Yo soy el otro, diría Walter Benjamín. Él – doctor, Ella – paciente, ó, Él paciente, Ella doctora. En Hamlet Machine de Heiner Müller el personaje protagónico, grita “Yo no soy Hamlet, no represento a nadie”. Tal vez no tenemos ningún papel en este mundo patas arriba, somos unas cifras. El yo fue asesinado. Soy el recuperado del virus 28.007 o el contagiado 31.199, o el fallecido 100.000. O el joven ultimado 6402. O el 1131 de los caracteres de este escrito.

Eso es lo apreciamos en El otro animal. Interrogarnos qué somos, quiénes somos. La dramaturga lo propone de manera sutil, a través del juego del teatro. Hacernos preguntas, aunque no vislumbremos las respuestas. El instinto de buscar. Paola Guarnizo posee matices que le permiten expresarse con hondura, mientras que Fabio Velasco, tiene el famoso don de improvisar. Estos dos histriones se complementan bien, se acoplan, tienen empatía, encajan justo en la pieza. La puesta lo completa con unos cubos de madera que les permite adentrarse en el juego.

Still Alive, es donde se explora el juego de las teatralidades. Recurre la obra al papel del actor, que se convierte en un abanico de personajes, los más inesperados, los más grotescos, los más humamos. Abrir las páginas de Shakespeare para enfocar unos de sus personajes: Macbeth y Lady Macbeth, Titania, Oberón, Puck, Lear, Cordelia, Goneril. Shakespeare, la invención de lo humano como lo define Harold Bloom, esa fuente inagotable de inspiración. ¡Qué buena oportunidad se dan estos tres actores:  Fabio Velasco, Rodrigo Sánchez  y Andrea Quejuan! Es un buen banquete para actores. Para referirnos a El banquete en los Diálogos de Platón, lo bello, lo estético.

Todo un viaje exploratorio por varias de las grandes obras del autor inglés: Macbeth, Ricardo III, Rey Lear, Hamlet, Sueño de una noche de verano. Still Alive, todavía vivo, todavía viva. Ser o no Ser. Esa es la cuestión. Vivir para solo llegar a ser la sombra de mi cobardía. O vivir para vencer. Esa búsqueda incesante de Ingeniería Teatral, de la obra experimental, de la indagación de las teatralidades, encuentra buen motivo aquí. Andar buscando caminos. La aparición del Apuntador, aquél extraño personaje que se metía en una concha para auxiliar con los textos a los actores, aquí entra en la trama. Y por supuesto el actor, al modo de Hamlet Machine de H Müller. El rey de la escena, a la manera de Jerzy Grotowski, a quien Brecht le da voz para buscar el distanciamiento. Helo aquí, aquí lo tienes.

Como vemos Desde adentro, otra de sus obras, Fanny nos quiere contar la historia de una familia en periodo de confinamiento que comparte un primer piso de una casa con poca filtración de luz y aire. Esta crisis sanitaria que en realidad es también familiar, muestra las intensas y complejas relaciones de sus disímiles miembros dejando manifiesto la imposibilidad de permanecer juntos y de soportarse por mucho tiempo.

Políptico de los tres hermanos, merecedora de la Beca de Creación Bogotá Ciudad Escenario Idartes 2023, su más reciente estreno, es una apuesta multidisciplinar del grupo, escrita también Fanny. Tiene como protagonistas a tres hermanos que tuvieron que ser entregados en adopción a distintas familias debido al destierro que sufrieron sus padres cuyas vidas fueron desdibujadas por la muerte y la emigración forzada. Esta obra está inspirada en los oprobios de la guerra, que, entre las balaceras, las explosiones, las masacres, la destrucción, los gritos desesperados, el dolor y el sufrimiento fueron tejiendo y destejiendo experiencias y vivencias, que quedaron grabadas como marcas imborrables en el transcurrir cotidiano de estos personajes. Para los tres hermanos todo se desploma como un castillo de naipes y no hay otra alternativa que dar comienzo a una nueva vida en adopción y no pocas veces marcada por la suerte. Sus padres son asesinados y de la familia solo quedan los retazos y tres hermanos disgregados en lugares distantes; que tocarán la realidad de un público ávido de espacios de construcción de paz con una dramaturgia entramada con la propuesta musical, plástica y audiovisual. Un políptico interpretado por Fabio Velasco, Conno Tisoy y Salomé Vargas. La música ha sido compuesta de manera original por Jacobo Velasco.

Ya hemos hablado de sus obras, de sus personajes, ahora leamos a la actriz y autora, Fanny:

“ Desde la escritura me apoyo en la indagación y en el laboratorio que lidera Fabio Velasco  y que de manera concreta  hace que VB Ingeniería Teatral tenga  dentro de sus directrices  construir dentro de la escena, no solo transmitir emociones, sino comunicar mensajes que nos hagan reflexionar sobre la realidad en la que vivimos.  Nuestro afán es afinar cada vez más lo que hacemos y es el gran envite con el teatro:  hacerlo relevante, utilizando la música , la tecnología, la danza y la pintura, expresiones solidarias como herramientas posibles para conseguir lo que queremos. Un juego de probabilidades, un laboratorio,  que nos permitirá desempeñar ese papel mediador que contribuye a generar movimientos transformadores. Nos alegra enormemente el haber estado al lado de los grandes Maestros y Maestras del Teatro La Candelaria y por supuesto del Maestro Santiago García,  de quien aprendí, aprendimos,  el rigor por el oficio y el amor por la investigación. De ser parte de esta  cantera queda la obsesión, la inquietud y la idea fija de ser artistas comprometidos con la realidad de este país, sin desentendernos de ella, con un teatro profundo y de alta calidad, en donde es urgente resaltar la importancia del teatro, en una sociedad necesitada de una transformación en la educación, y de un teatro profundo, investigativo, elaborado, que indaga, que busca y que es experimental.”  

Este trabajo creativo e intenso del grupo nos hace recordar la frase de Aldo Tarazona en Maravilla Estar, cuando le indagan sobre su oficio: «De profesión explorador. Así son estos juglares del siglo XXI, exploradores de historias inéditas, de personajes fantásticos, ingenieros de las artes escénicas, siempre formulando preguntas al público, con la ilusión de experimentar y vislumbrar, y la fortuna de encontrar». Por nada del mundo dejen de ver a estos creadores, y teatro del bueno como el pan centeno. Quizás, como expresó el maestro Eugenio Barba en esta corta estadía en el país, que el teatro sea la máscara que permita escondernos. Por nada del mundo se pierdan los eventos de esta gran Celebración.

Programación de celebración VB Ingeniería Teatral

Still Alive, esa es la cuestión

4 y 5 de octubre de 2023 / 7:30 p. m.

*Función del 4 de octubre: Función #50 y conmemoración de los 12 años del grupo

Teatro Libre Centro

Políptico de los tres hermanos

18, 19 y 20 de octubre de 2023 / 7:30  p. m.

Teatro Taller de Colombia

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *