La nueva era del Amira de la Rosa

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas No hay valoraciones
Cargando...

.. Comments (0)117

Foto de Katherine Castillo Rolong © Banco de la República 2015

El 25 de junio de 1982, el Banco de la República inauguró en Barranquilla el Teatro Amira De la Rosa que lleva el nombre de uno de los personajes más destacados de la historia cultural de la ciudad: la narradora, poeta y dramaturga Amira Arrieta McGregor de De la Rosa (1895-1974); a ella le deben también los barranquilleros la letra de su himno. Además de ser escritora, Amira fue una destacada educadora; se estableció un largo tiempo en Madrid (España), donde estudió periodismo y se especializó en teatro y crítica teatral. Entre sus obras para teatro se encuentran PiltrafaMadre borrada y Las viudas de Zacarías.

El proyecto original del Teatro Amira De la Rosa fue concebido en los años sesenta por la firma Zeisel, Magagna & Lignarolo, que ganó la convocatoria que hizo la Sociedad de Mejoras Públicas en 1961 para su construcción. El 19 de junio de 1980, estando la estructura en obra negra, se firmó el contrato de comodato entre la Sociedad de Mejoras Públicas de Barranquilla y el Banco de la República, asumiendo este su administración y mantenimiento por 99 años.

El Teatro Amira De la Rosa, con un área de construcción de 5.710 m2, cuenta con confortables espacios: la Sala principal, que está dotada con 949 sillas y posee equipos especializados, apropiados para el montaje de cualquier tipo de espectáculo; 32 camerinos; una cafetería para artistas y una cafetería para el público; la Sala múltiple, con capacidad para 120 personas; el Foyer, con capacidad para 200 personas; un kiosco adyacente al teatro, con capacidad para 60 personas; un parque con zonas verdes alrededor para albergar cerca de 1.000 personas, y un amplio parqueadero para 225 vehículos.

Uno de los mayores valores estéticos del Teatro es el telón de boca pintado por el maestro Alejandro Obregón (1920-1992), titulado Se va el caimán, obra de gran colorido inspirada en la leyenda del Hombre Caimán, emblemática de la cultura del Caribe colombiano. Esta pieza artística de 14,4 m de ancho por 8,14 m de alto, templada en un bastidor, fue encargada al maestro por el gerente general del Banco, el doctor Rafael Gama Quijano, y fue realizado en menos de tres meses, con la colaboración de los artistas barranquilleros Humberto Aleán, Gabriel Quintero y Henry Noguera. Es un ejemplo de la vital imaginación del artista, conocido como el gran colorista del arte moderno colombiano. El telón fue restaurado a finales del decenio anterior por el experto Rodolfo Vallín.

Actualmente, el escenario acoge escuelas de formación artística y cultural enfocadas en las prácticas artísticas del Carnaval de Barranquilla. Sin embargo, el Teatro necesita una importante etapa de recuperación, que solo podía dar avance con el aval del Ministerio de las Culturas, las Artes y los Saberes, ya que el edifico es Bien de Interés Cultural desde 2006.

Entre los trabajos liderados por el arquitecto Daniel Bermúdez, representante legal del Consorcio TAR, están el de reforzar la estructura, cambiar sistema eléctrico e hidráulico. Construir nuevas escaleras de evacuación, adaptarlo a las normas actuales de bioclimática y sostenibilidad, mejorar la acústica y su diseño estético, como recuperar unas ventanas verticales que tenía la edificación y que serán cubiertas con vitrales, y rodearlo de plazas y parques. Este gran centro cultural prestará los servicios que tiene el Banco de la República desde la sección de música, la unidad de artes y otras colecciones, el Museo del Oro y la red de bibliotecas.

El actual ministro, Juan David Correa, en los primeros días de mayo de 2024, firmó los permisos de patrimonio para que el Banco de la República pueda terminar la obra adelantada en el Teatro Amira de la Rosa, entidad que responde con el compromiso de recuperar uno de los escenarios culturales más importantes de la región Caribe, y del país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *